Parque Unipraias – Camboriú, una experiencia única.

Publicado por admin en

El Parque Unipraias

Es considerado una de las mayores inversiones turísticas de Santa Catarina, siendo el único del mundo en unir dos playas. Parque Unipraias Camboriú es un complejo turístico que interconecta tres estaciones a través de Bondinhos Aéreos.

A continuación, te cuento toda la aventura que viví en el parque, Acompáñame!!

Todo comenzó, desde Meia Praia,  donde estábamos hospedados, contratamos un transporte que nos llevó hasta el lugar  por 300 reales para pasar todo el día en el sitio, empezamos el paseo con muchas risas y entusiasmo.. Fueron unos 15 minutos de viaje para llegar a Camboriú, el transporte nos dejó en el lugar y ya luego al final de día nos buscaría, descendimos y allí estaba el maravilloso lugar.

Al bajar  a un lado el puerto de los barcos piratas, los piratas nos recibieron con sus disfraces y espadas, podíamos sacar fotos con ellos, al otro costado el bus de excursiones que nos podía llevar a recorrer los puntos mas importantes de Camboriú por una hora, estábamos mas emocionados por subir al Bondinho que en el paseo en bus, por cierto es un paseo que quedó pendiente para la próxima..

Y llego la hora de las fotos, en el famoso letrero de Yo amo Camboriú, infaltable por supuesto, quedamos maravillados de la vista hermosa, pues bien corrimos a comprar los boletos para iniciar el paseo.

Toda la aventura comienza en la estación barra do sul, es uno de los puntos de embarque para el viaje que combina naturaleza y diversión, con una vista panorámica de 360 ​​grados. Las embarcaciones navales que inspiraron la arquitectura de esta estación, que posee tres piso.

La vista es panorámica, orientada hacia la punta sur de la playa de Balneário Camboriú, donde se realiza el encuentro de las aguas del mar con el río Camboriú. El área de embarque de los tranvías aéreos se encuentra en el segundo piso.

45 reales por persona el costo del boleto, ya con el boleto en mano, que emoción a formar la fila para abordar el Bondinho Aéreo. Sorteamos quienes van a subir con quienes, pues son para 8 personas máximo.

Camboriú, vista desde el Bondinho
Camboriú, vista desde el Bondinho

Una vez ya adentro que nervios y de pronto inicia el paseo sentí que el corazón se salia por la boca jaja. íbamos ascendiendo cada vez mas alto y la vista única, antes mis ojos todo Camboriú, una sensación increíble, entre risas y fotos fuimos llegando a la cima donde debimos hacer la primera parada, en lo alto del Morro da Aguada, a una altitud que llega a 240 metros.

Llegamos a la Estación Mata Atlántica, donde toda la diversión nos estaba esperando, nos reciben con la mejor atención, una pequeña sesión de fotos y a descubrir el lugar ya que nos encanta la aventura. En esta temporada, hay quioscos, tiendas de recuerdos, el Auditorio Ángel Bogo y  Parque Ambiental,  500m de pasarelas a través de bosques, marcados por señales en la fauna y flora autóctona.

A lo largo del camino, dos miradores recargan las energías con el visual asombroso. El primero tiene como foco toda la orilla de la bellísima playa central de Balneario Camboriú. El segundo, el Océano Atlántico y la Playa de Laranjeiras.

En esta Estación se encuentran las principales Atracciones del Parque Unipraias:

Fantástica Floresta:

Erase una vez, un mundo secreto en medio Mata Atlántica repleto de seres encantados del bien

La magia ya comienza en la taquilla, ubicada dentro de un inmenso árbol esculpido, hogar de un simpático duende que vez y otro espía de la ventana. Recorriendo los senderos de la atracción, el visitante transita por pueblos donde seres encantados viven armoniosamente en medio del bosque.

Los pasajeros viajarán a la estación Park Atlantic Bosque Unipraias a bordo del tren – suspendida unos tres metros – y vislumbrar el bosque y lugares de visita como la Casa de Chocolate y Naranja punto de vista desde un nuevo ángulo.

La locomotora tiene tres coches, con una capacidad total de 14 pasajeros por viaje, por lo que el camino de unos 400 metros a una velocidad variable que puede alcanzar hasta de 10 km / hora , con salida y llegada en la tienda de la mano del bosque fantástico a la estación.

 Youhooo: 

Es un trineo de montaña que va a dejar su adrenalina allá arriba!

subimos con un boleto de 42 reales, es válido para dos personas, te subes a una especie de trineo para dos personas, con un descenso en medio de la Mata Atlántica, con vistas a la playa central de Balneario Camboriú, la Youhooo ! tiene un recorrido de 710 metros.

Una aventura allá de radical! y empieza la carrera por los rieles en medio del bosque bordeando el precipicio, emocionante lleno de adrenalina después de muchos gritos y risas llegamos a la estación de la llegada y con el corazón a mil por hora bajamos y mas fotos todas las actividades quedan registradas en fotos y vídeos, que podes comprar si lo deseas.

Seguimos la aventura, luego descubrimos el mirador con una vista espectacular a un costado la tirolesa.

ZipRider:

Equipamiento único en América Latina, garantiza un descenso alucinante en medio de la Mata Atlántica. ¡Es una nueva experiencia de viajes por el cielo!

 Y la duda de si llegamos hasta la playa de Laranjeiras por ese medio o si abordamos de vuelta el bondinho, pues la mitad del grupo decidio continuar el paseo con el Bondinho y esperarnos en la playa y nosotros pues que nos gusta mas el peligro, nos cargamos de corage y compramos boletos para la tirolesa, 45 reales por persona..

Se trata de un descenso alucinante de 750 metros en medio de la Mata Atlántica, donde el aventurero queda suspendido por un cabo, sentado en un moderno sillón que alcanza una velocidad media de 60 km / h, y tiene el privilegio de apreciar el paisaje y la sensación de libertad a 240 metros de altura.

Son cuatro cables de paseo, cada uno con un ZipRider, que permiten el descenso de hasta cuatro personas a la vez, en paralelo. Durante y al final del recorrido, el ZipRider está diseñado para frenar automáticamente garantizando un aterrizaje súper tranquilo.

¡La aventura está en el aire!

Y nos preparamos para la locura, en una bolsa colocamos todos los objetos que pudiera caer celulares lentes etc etc.. Bien lo que recuerdo perfectamente, fue que le dije al señor que me estaba preparando los cinturones que los ajustara muy bien y me dijo que mantuviera los pies en alto y sin previo aviso los portones se abrieron y Woww fui volando.

Sentí que mi corazón casi se salio por la boca y ese grito liberador se sintió muy bien y de repente fue como si el viento me detuviera y seguí el resto del camino  mas lento y pude disfrutar, fui liberador y sin darte cuenta ya llegas a la base jaja. La estación Laranjeiras, te quedas con la sensación pues lo quiero hacer de vuelta..

Consejos Básicos a tener en cuenta..

  • Usar ropa y calzados cómodos.
  • Tomar mucha agua.
  • Llevar protector solar.
  • Usar repelente.
  • Llevar lentes de sol.
  • Tener una buena cámara,  lo querrás registrar todo.

Estación Laranjeiras y el encuentro con el mar.

Con su arquitectura en espiral, inspirada en las conchas del litoral brasileño. La playa, del mismo nombre de la estación, tiene aguas tranquilas, claras y propias para el baño, siendo considerada una de las más bellas de Santa Catarina.

Todo el grupo se volvió a encontrar en Laranjeiras, llegamos ya con mucha hambre una churrasqueria a la vista, como anillo al dedo saboreamos un rico asado con unas cervezas bien frías. Todos maravillados contando su experiencia, unos metros la playa, hermosa vista a disfrutas se a dicho. En la orilla una estructura completa de bares, restaurantes y churrasqueria.

 Aquí, el mejor programa es degustar un menú de frutos del mar, culinaria típica de la región, o alquilar kayaks y boyas para divertirse en las aguas de Laranjeiras.

Cuenta con tiendas de souvenir por todas partes, una vez ya disfrutado de la playa, la hora paso volando y llegó la hora de regresar. Volvimos  a la estación para tomar el Bondinho de regreso a Camboriú, ya un poco mas calmados solo disfrutamos la vista hermosa de regreso, la naturaleza única.

Te quedas pensando que maravilloso es el planeta y que afortunados son los lugareños, que tienen esa hermosa creación a su disposición todo el tiempo. Bien llegamos al punto de donde partimos descendimos y dimos la última mirada al lugar, mientras esperamos a nuestro transporte para regresar, muchas risas, el recuerdo de la vista encantadora queda en nuestras memorias y las ganas de poder volver algún día.

Categorías: Mis Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *